publicaciones

viernes, 16 de junio de 2017



El objetivo de la publicidad es influir en la decisión de compra de las personas. Una campaña publicitaria bien elaborada debe de tener en cuenta la influencia a corto, a medio y a largo plazo.

Por ejemplo, los anuncios de televisión o de radio influyen en el cliente de varias maneras. En primer lugar le dan a conocer un producto y hacen que, a base de repetirse una y otra vez la propaganda, este resulte familiar para la persona cuando acude al comercio.

Por lo general, la gente se fía más de los productos que conoce a través de campañas publicitarias que de aquellos que no conocen en absoluto y hay una tendencia generalizada a pensar, al menos de manera inconsciente, que lo que sale por televisión es bueno.
 

Influencia directa

Cuando la persona llega al lugar en el que va a realizar la compra puede tener presente lo que ha visto en la publicidad de la televisión o en lo que ha escuchado en las cuñas de radio de camino al centro comercial. Pero al llegar allí no estará de más contar con un estímulo directo que le recuerde lo que ya ha visto.

Los displays publicitarios son una de las maneras más directas de influir en una decisión de compra. Permiten que el cliente vea la propaganda de un producto concreto o de una empresa en el momento en el que va a comprar, por lo que se trata de un recordatorio directo. La colocación de displays en puntos muy estratégicos, como mostradores de información o al lado de las cajas de cobro, puede hacer que aumenten las ventas de determinados productos.

Lo mismo ocurre con los expositores, algunos de los cuales son un perfecto recordatorio de otras publicidades al llevar una foto extraída del anuncio que se ha podido ver previamente en la televisión. Así, el cliente asocia el producto de manera inequívoca con aquello que ha visto anunciado en casa.
 

El papel de los promotores

Pero si hay una manera directa de influir en la decisión de compra de un cliente esta es la de utilizar promotores. Personal que habla directamente con los compradores y les invita a probar un producto. Esto puede hacerlo de distintos modos.

Ofreciéndoles una prueba, si es comestible, una demostración de uso si es algo que se pueda utilizar fácilmente o vales y cheques promocionales para que se animen a adquirirlo antes que cualquier otro producto similar de la competencia.

jueves, 15 de junio de 2017



Emprender está a la orden del día. Sin embargo, a la hora de realizar un proyecto, siempre necesitamos analizar nuestro mercado potencial: los estudios de mercado se han convertido en herramientas muy solicitadas.

Una de las herramientas más comunes para ver la aceptación de un producto o para conseguir financiación son las campañas de crowfounding. La posibilidad de convertirte en parte de nuevos proyectos y ver qué aceptación tiene ante la opinión pública se ha convertido en algo cada vez más habitual.

Por qué hacerla

La principal razón es conseguir financiación. Ser emprendedor está al orden del día, pero muchos bancos ya no dan tantas facilidades de crédito como antes. El acceso a la financiación es uno de los principales problemas de las PYMES. La microfinanciación permite una comunicación directa con los inversores y las empresas, ayudando a la innovación y el desarrollo de las PYMES.

Sin necesidad de pedir préstamos a ningún banco, el crowfunding nos permite saber qué acogida tienen los nuevos proyectos en la sociedad. Empresas, aplicaciones, teléfonos móviles, incluso partidos políticos ya utilizan esta forma de financiación; algunas con resultados impresionantes. El desarrollo de las Redes Sociales e Internet ha impulsado esta modalidad de financiación donde cualquiera pude convertirse en un mecenas voluntario, permitiéndonos ver en qué podemos mejorar y qué aspectos son más atractivos para nuestro público.
 

Estrategias a tener en cuenta

Una campaña es una carta de presentación de un producto y todo debe estar coordinado. Estos son los pasos que debemos seguir:

1. Definir el proyecto: explicar qué queremos, las cualidades del producto que ofrecemos y qué pretendemos conseguir con la campaña

2. El dinero que necesitamos: si no podemos obtener la cantidad necesaria para nuestro proyecto, siempre podemos crear una cantidad mínima y una cantidad óptima.

3. La duración de la campaña: el rango ideal de una campaña ronda los 30-60 días.

4. La plataforma de lanzamiento: existen miles de plataformas donde publicar nuestro proyecto. Hay que elegir aquellas que tengan mejor servicio de promoción y difusión, garanticen la seguridad de pago de los mecenas y cobren menos comisiones.

5. Aprovechar el entorno digital: vídeos, redes Sociales, notas de prensa… todas las herramientas digitales pueden convertirse en un escaparte para nuestra campaña. Una buena estrategia comunicativa es la clave del éxito.
 

El mecenazgo está de moda

Frente al patrocinio de las marcas, volcadas en la publicidad corporativa y su constante presencia en los Medios de Comunicación, el crowfunding ha creado su propia cultura y ha llegado para quedarse.
Proyectos artísticos, campañas políticas, eventos sociales… han encontrado por fin una forma de seguir adelante económicamente a través del altruismo de la opinión pública sin exigir un contrato ni una contraprestación.

Es evidente que la sociedad va cambiando y los proyectos y la forma de ver el mundo cambia con ella. Miles de proyectos pueden salir adelante con el apoyo de la opinión pública. Lo único que necesitas es tener una buena idea.

domingo, 29 de enero de 2017



Obviamente, no todos los empleados tienen por qué tener acceso a todos los documentos. Sin embargo, eso no quiere decir que no se tengan que compartir documentos en absoluto. En muchas ocasiones, los departamentos de una empresa y gestores de determinadas áreas tienen que compartir documentos con otros miembros.

Ya sea porque los tienen que validar, modificar o simplemente visualizar, compartir los documentos es una sinergia que permite a los empleados ganar tiempo y mejorar los procesos de trabajo.
 

¿De qué formas se pueden compartir documentos en la empresa?

 
Una empresa puede tener documentos compartidos entre varios empleados de muchas maneras. Veamos algunas de ellas.

Crear una red de ordenadores
A través de una red de ordenadores en la empresa, se puede compartir documentos de un ordenador con otro a través de los cables UTP. No obstante, esto tiene una gran desventaja; y es que, cuando uno de los ordenadores está apagado, el otro se queda sin posibilidad de acceso al otro a menos que lo encienda.

Crear un servidor doméstico
A través de un servidor doméstico, conectado a nuestro router, podemos tener todos nuestros documentos almacenados. Aunque no estén los otros ordenadores conectados, mientras el servidor lo esté, podemos acceder a ellos. El único problema de tener un servidor doméstico son los costes que supone su mantenimiento.

Trabajar en la nube
Compartir los documentos en la nube es una de las mejores soluciones para buscar sinergias entre empleados y departamentos. No hablamos de usar simplemente programas de almacenamiento como Google Drive o Dropbox. Hablamos de utilizar software de gestión documental, capaz de clasificar y ordenar de manera inteligente nuestros documentos.

 

Las ventajas de compartir tus documentos en la nube

Compartir tus documentos en la nube supone menos costes que mantener un servidor doméstico propio. Por otro lado, no tendrás que ocuparte del mantenimiento del software, ya que es la empresa que te ofrece ese servicio la que se encarga de prestarte soporte, así como de la actualización del programa.

Por otro lado, al compartir documentos con otros empleados, se pueden evitar muchos errores humanos, reducir tiempos de espera, prevenir la pérdida de documentos, saber quién ha modificado qué y cuándo y, en definitiva, llevar a cabo una mejor gestión documental.

La ventaja de utilizar un software específico para gestión documental, frente a un sistema de almacenamiento pasivo, es que nos permite adquirir y recolectar información útil extraída del bagaje de nuestros documentos digitales, a partir de los cuales se pueden extraer datos útiles para la toma de decisiones.

viernes, 16 de septiembre de 2016



Estar al tanto de la actualidad empresarial es una herramienta muy importante para cualquier empresa o negocio, porque de la observación del mercado más actual podemos obtener las mejores ideas de negocio y estrategias de marketing con las que conseguir el éxito y aumentar las ganancias.

Hoy vamos a ver algunas técnicas que pueden seguir las empresas para obtener diferentes ideas de negocio a través del análisis de la actualidad empresarial. Conociendo el mercado, los competidores y sobre todo a nuestros clientes, podremos saber de qué manera triunfar cubriendo aquellas necesidades del sector que aún no se hayan tenido en cuenta. ¡Vamos allá!

Actualidad empresarial y nuevas ideas de estrategias para tu negocio

La primera estrategia que toda empresa debe seguir, es no quedarse solo en la actualidad empresarial, sino ir más allá y adelantarse al futuro del sector para ser uno de los pioneros en ciertos productos y servicios. Conociendo cuáles son las tendencias que los clientes esperan en el futuro, podremos aprovechar grandes oportunidades de negocio, y ser los primeros en satisfacerlas.

Otra gran oportunidad es buscar nuevos nichos dónde se puede llevar el negocio, cambiando desde la situación geográfica hasta el tipo de cliente al que vaya dirigido nuestro productos o servicio. Analiza las muchas posibilidades que pueda tener lo que ofreces a tus clientes, y busca nuevas utilidades que se puedan aprovechar y tener un gran éxito.

Por otro lado, también puedes buscar un hueco en un nicho que lleve tiempo sin ser explotado. Por ejemplo algún producto que haya quedado obsoleto, o que no haya sufrido cambios en los últimos años, y que tú puedas potenciar para llamar más la atención de los clientes que buscan novedades. Hay miles de posibilidades que pueden ser aprovechadas, solo hay que buscar una idea que sea arrolladora.

Otra forma de aprovechar el análisis de la actualidad empresarial, es ofrecer a los clientes una versión más barata de algún producto que ya se venda. Ya pueden ser desde productos muy específicos hasta artículos que se utilicen en el día a día, si los clientes tienen una opción más llamativa y barata, seguramente que recurrirán a ella para satisfacer sus necesidades, o simplemente su curiosidad, porque lo barato siempre tiene más éxito de ventas.

Y si quieres ir más allá de todo esto, no te quedes solo en la actualidad empresarial más somera, atrévete a profundizar y crear nuevos artículos o servicios mezclando varios ya existentes. Puede que al principio las ideas que se te vengan a la cabeza no sea extraordinarias, pero precisamente los inventos más tontos y que más éxito de ventas han tenido en las últimas décadas, han sido los procedentes de la mezcla de varios utensilios que ya usábamos en nuestra vida diaria. Así que atrévete a innovar, y verás como tu trabajo se ve recompensado con una excelente aceptación por parte de tus clientes.


jueves, 11 de febrero de 2016



Hay muchos usuarios que se resisten a la sola idea de contratar un hosting compartido. Generalmente, aquellos que nunca han pagado por un servicio online, o no están dispuestos a invertir en su propio blog.

No lo ven como un negocio, sino como algo personal. No obstante, dedican horas de su tiempo a trabajar su proyecto y no se dan cuenta de que, en el fondo, sí que desean tener éxito, conseguir muchas visitas y poder llegar a monetizarlo.

En ese sentido, no saben muy bien qué beneficio les va a aportar un hosting y por eso lo ven simplemente como un gasto innecesario, cuando no es así. Vamos a demostrarte por qué deberías instalar tu Wordpress en un hosting propio y no seguir usando Wordpress.com

Si realmente te importa tu proyecto, invertirás en él

Una de las cosas que necesitas para que tu blog sea conocido es la diferenciación. Hoy día hay blogs súper chulos y espectaculares. Si quieres competir con ellos, no puedes conformarte con las plantillas gratuitas de un Wordpress.com y, por otro lado, seguir manteniendo tu dominio .wordpress.com.

Claro que todo eso lo puedes hacer sin cambiarte de hosting... pagando. Desde el momento en el que empezamos a pensar en pagar, ya cabe preguntarse si es justo y correcto que tu blog esté bajo el arbitrio de un programa en la nube que puede decidir cosas que quizás no te gusten el día de mañana.
Imagínate que el día de mañana, por lo que sea, te cambian la interfaz y no te gusta nada, o tienes que descargarte tu blog y llevártelo a otra parte. O empiezas a tener tan alto número de visitas que tu página empieza a irte lentísima.

Imagínate que quieres monetizar tu blog con publicidad, pero Wordpress no te permite hacerlo. O cualquier otra restricción que te impongan al estar en el hosting de una empresa que toma sus propias decisiones.

Si quieres que realmente tu blog sea tuyo, entenderás lo que te digo. No puedes seguir dependiendo de los demás. Necesitas que tu blog se diferencie y la inmensa mayoría de los profesionales que se dedican al blogging de manera seria lo hacen utilizando un hosting y no mediante Wordpress.com.

Muy pronto descubrirás que invertir en tu blog produce un retorno de la inversión si realmente estás trabajando tu blog como un negocio. Si no es así, por supuesto, es mejor mantenerte en Wordpress.com, aunque llegado un momento, te darás cuenta de que hay cosas que no puedes hacer fácilmente.